Saltar al contenido

Checo Pérez denuncia sus problemas con Red Bull en Bahréin

    Checo Pérez problemas

    El piloto mexicano Sergio “Checo” Pérez inició la temporada 2024 de la Fórmula 1 con un destacado segundo lugar en el Gran Premio de Bahréin, aunque su actuación estuvo marcada por una serie de problemas que pusieron a prueba su desempeño en pista en la primera carrera de 2024.

    Hay que dejar claro, antes que nada, que el más rápido en los libres el más rápido era Checo y se pronosticaba una victoria suya. Por eso cuando llegó ala cerrera…

    Problemas Mecánicos en el Monoplaza

    Además de los problemas de comunicación, Checo reportó complicaciones mecánicas en su monoplaza que afectaron su rendimiento en pista. A pesar de su habilidad para escalar posiciones, las fallas en el vehículo limitaron sus posibilidades de competir al máximo nivel.

    Problemas de Checo Perez en Comunicación y Audio

    Uno de los principales problemas que enfrentó Pérez fue la falta de comunicación efectiva con su equipo. A pesar de su exigencia para recibir instrucciones claras y precisas, los problemas en el equipo de radio y la dificultad para escuchar las indicaciones afectaron su desempeño durante la carrera.

    Complicaciones en la Parte Mecánica del Auto

    Además de los problemas de comunicación, Checo Pérez reportó múltiples complicaciones mecánicas en su monoplaza que comprometieron su rendimiento en pista. Desde fallos en la suspensión hasta problemas con el motor, estas dificultades minaron la capacidad de Pérez para competir al máximo nivel y afectaron su posición en la clasificación final. También se habla de un escape de gas. Todo un popurrí de problemas, cuando Max lleva años sin sufrir problema alguno.

    Dificultades para Mantener el Ritmo y la Degradación

    Las fallas en el auto de Pérez no solo limitaron su capacidad para competir en igualdad de condiciones con sus rivales, sino que también dificultaron su tarea de mantener el ritmo durante toda la carrera. Sus neumáticos se degradaban demasiado, a pesar de que el Red Bull de Max no tenía degradación y de que Pérez es un maestro conservando gomas. Gracias a su determinación y habilidad para adaptarse a las circunstancias, a pesar de todo pudo alcanzar el segundo lugar. Pero la distancia con Verstappen es ficticia.

    Declaraciones Post-Carrera

    Tras la carrera, Pérez expresó su frustración por las dificultades enfrentadas durante la competencia, señalando problemas en la parte mecánica del auto y en la comunicación con su equipo. A pesar de ello, logró mantenerse en el podio y sumar valiosos puntos para Red Bull en el inicio de la temporada.

    Perspectivas Futuras

    A pesar de los contratiempos en Bahréin, Checo Pérez mantiene una actitud positiva y se muestra optimista respecto a su desempeño en futuras carreras. Con la mirada puesta en el Gran Premio de Arabia Saudita, Pérez busca superar los obstáculos enfrentados y continuar su lucha por el éxito en la temporada 2024 de la Fórmula 1. Todo esto mientras continúa la guerra interna, ya que le salpica directamente a él, ya que Horner es su máximo defensor.

    Guerra Interna en Red Bull: El Conflicto entre Horner y el Clan Verstappen

    Descontento tras la Desestimación de la Denuncia

    Tras la desestimación de la denuncia de comportamiento coercitivo contra Christian Horner, el padre de Max Verstappen, Jos Verstappen, ha levantado la voz exigiendo la cabeza del jefe de la escudería. Las declaraciones del expiloto de Fórmula 1 revelan la creciente tensión dentro del equipo y señalan a Horner como el causante de los problemas internos en Red Bull. Esto salió a la luz justo después del gran premio. Antes de empezar la carrera, ambos tuvieron un fuerte enfrentamiento que captaron las cámaras.

    Polos de Poder en Red Bull

    La estructura de poder en Red Bull Racing presenta tres figuras prominentes: Christian Horner, Helmut Marko y el clan Verstappen. Mientras Horner ejerce como jefe del equipo, Marko mantiene una posición de influencia desde la dirección de Red Bull, y el clan Verstappen, conformado por el piloto, su padre y su mánager, también tiene peso en las decisiones clave dentro del equipo.

    Tensión en el Garaje

    Aunque el RB20 se muestra dominante en la pista, la tensión en el garaje es palpable desde los test de pretemporada. La rivalidad entre Horner y Jos Verstappen ha dejado su marca, generando incertidumbre sobre la postura de Max en medio de esta disputa interna. La presencia de rencillas entre figuras clave de Red Bull amenaza con dividir al equipo y afectar su rendimiento en la pista.

    Beneficios y Consecuencias

    La guerra interna en Red Bull plantea interrogantes sobre el futuro de Max Verstappen dentro del equipo. Mientras tanto, otras escuderías como Mercedes observan atentamente la situación, buscando aprovechar la posible inestabilidad en Red Bull para atraer al talentoso piloto neerlandés. Aunque las implicaciones contractuales sean complejas, la presión interna dentro de Red Bull podría tener repercusiones significativas en el panorama de la Fórmula 1.

    Etiquetas:

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *